jueves, 6 de abril de 2017

Porque dueles, amor.

Necesito una razón, un por qué
porque quieres que me quede,
pero no sé el motivo.
Dame una buena razón para quedarme
y juro por mi vida
que no me iré. 
Oh, sí, si amar fuese fácil,
si vivir también lo fuera…
Habría demasiadas personas
enamoradas, demasiadas
personas vivas.
Yo sería una de ellas, pero
aquí estoy, 
esperando un segundo,
apenas un instante en el que
no sienta que mi vida se escurre.
En que no sienta que me pierdo.
Que me faltan fuerzas, que luego
no recupero.
Sólo quiero seguir escuchando
tu nombre.
Una y otra vez,
martirio al alma, suplicio de mi vida.
Tú y sólo tú.
Dame una razón,
una buena, que me deje
con ganas de amarte
aunque sea una vez
más.
Porque hasta ahora
sólo oigo voces vacías
que le lloran al viento
por verme volver.
Pero no vuelvo, porque
si lo hago me pierdo
y ya no sé qué hacer.
Pero te amo, y duele.
Dueles mucho, mi amor.





2 comentarios:

  1. Wow, es muy profundo y triste. Me gusta mucho como escribía, te felicito :)
    De paso te invito a participar del primer sorteo de mi blog ^^
    Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias! Fue escrito en un momento así: algo triste. Nos alegra que te haya gustado y que estes por aquí! Un cariño!!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...