domingo, 19 de marzo de 2017

Reseña: Revival de Stephen King




Título: Revival
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza & Janes
Año de publicación: 2014
Páginas: 416
ISBN: 9789506443559






"Al menos en un sentido nuestras vidas son ciertamente como las películas. El elenco principal se compone de la familia y los amigos. Los actores secundarios son los vecinos, los compañeros de trabajo, los profesores y los conocidos. [...] Pero a veces entra en nuestra vida una persona que no encaja en ninguna de estas categorías. [...] Cuando pienso en Charles Jacobs - mi quinto en discordia, mi agente del cambio, mi maldición -, se me hace insoportable creer que su presencia en mi vida tuvo que ver con el destino."





Sinopsis: 
Octubre de 1962. En una pequeña localidad de Nueva Inglaterra la sombra de un hombre se cierne sobre un niño que juega ensimismado con sus soldaditos. 
Cuando Jamie Morton levanta la cabeza, ve una figura imponente. Se trata de Charles Jacobs, el nuevo pastor, con quien pronto establecerá un estrecho vínculo basado en su fascinación por los experimentos con electricidad. Varias décadas más tarde, Jamie ha caído en las drogas y lleva una vida nómada tocando la guitarra para diferentes bandas en bares de todo el país. Entonces vuelve a cruzarse con Jacobs -dedicado ahora al espectáculo y a crear deslumbrantes "retratos de luz" -, y el encuentro tendrá importantes consecuencias para ambos. Su vínculo se convertirá en un pacto más allá incluso del ideado por el Diablo, y Jamie descubrirá que "renacer" puede tener más de un significado. 

Esta inquietante novela, que se extiende  a lo largo de cinco décadas, presenta uno de los más terroríficos finales que Stephen King haya escrito jamás. Una obra de arte del maestro de contar historias de nuestro tiempo, en la tradición de Hawthorne, Melville o Poe.



Argumento:
La historia de este libro comienza con un pequeño, Jamie, que juega con sus juguetes en el jardín delantero de su casa, y mientras hace esto, un hombre se detiene a observarlo, Charles Jacobs. Es el nuevo pastor de la iglesia de la ciudad. Jamie desarrolla un gran amor por este hombre y se hacen buenos amigos. El hombre tenía una afición por la electricidad, era su pasatiempo. Con las cosas que creaba, divertía a los niños junto con su esposa que tocaba el piano. Hasta incluso curó al hermano de Jamie de un problema del habla.
Un día, el pastor sufre una tragedia que le produce un giro de 180° a su vida. Deja de creer en Dios. La comunidad de la iglesia lo saca de su cargo, por un sermón que dio dando a conocer esta nueva parte de él. Se marcha de la ciudad, por lo que Jamie queda muy triste. 
La historia continúa con el joven, durante su vida, cuando crece etapa por etapa, hasta que se hace adulto. Tocando la guitarra rítmica para diferentes grupos, cae en las drogas y se vuelve heroinómano. Queda en una ciudad luego de haber sido dejado por la banda para la que él trabajaba, por no haberse presentado la noche del concierto. Luego de eso, decide ir a una feria para comprar más droga, pero con lo que se encuentra lo deja atónito. Charles Jacobs, el antiguo pastor de su ciudad trabajaba de feriante realizando retratos de luz, por medio de la electricidad. Ambos se reencuentran; Jamie trabaja un tiempo para él; Jacobs lo cura de su adicción mediante experimentos de electricidad y luego se retira nuevamente de la vida de Jamie. Los años siguen pasando, Jamie consigue empleo y luego de mucho tiempo, vuelven a reencontrarse. 
Pero esta vez, para mal. 
Y así continúa esta historia, que te deja con un final que te eriza los pelos. 



Opinión:
Este libro lo compré hace más de un año, justamente, un año después de su publicación en Estados Unidos. Ese es el tiempo que tarda en llegar a Argentina, al menos a mi ciudad, por lo que he visto. Sin embargo, desde que lo compré, ha quedado ahí en la estantería esperando a ser leído. Y anoche recién lo finalicé. ¿Por qué lo dejé en espera tanto tiempo? No lo sé, tengo varias razones, pero no son suficientes para excusarme. Y es que después de leer el libro me quedé asombrada, como suele pasarme después de leer un libro de SK. Debo decir que, a medida que iba leyendo, no sentía ese temor que me provocaron otros de sus libros, pero sí me ponía ansiosa al leerlo. Era oscuro. Mucho. Con partes que te dejaban un poco en estado de shock. Pero en lo que iba del libro, la mayor parte, no voy a decir que me asusté, porque no fue así. 
Bueno, no hasta el final. 
Cuando el libro llegaba a su fin, la cosa se puso tétrica. No pienso dar detalles de nada para no arruinar la sorpresa de leerlo, pero debo decir que se me erizaron los pelos con la descripción de aquel acontecimiento final. Y sí, me dio miedo dormir. 
Sin duda, es un gran libro que te va adentrando en la historia de a poco, al mejor estilo suyo. Pero el final es el que te produce un revoltijo en el estómago. Lo recomiendo al cien por ciento. Se disfruta de la lectura y la historia es sumamente interesante, llena de trasfondos que se meten en lo más profundo del cerebro para salir como recuerdos de la realidad. 
En definitiva, una obra maestra del genio del terror: Stephen King. Por mucho, mi autor preferido.

2 comentarios:

  1. Me encanta este autor, gran maestro! Interesante obra y muy bien desarrollada la crítica de la reseña.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Gracias por leer la reseña! Es mi autor preferido y que bueno que te haya gustado.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...